¿Cómo atreverse a hacer algo totalmente nuevo? 5 poderosos tips

1 – No puedes ir a la tienda a comprar tiempo, ¡No lo desperdicies!

El tiempo no se recupera. Ningún millonario puede comprar tiempo con su dinero. Nadie puede hacerlo. Y si pierdes tu tiempo, pierdes tu vida. Así de simple.

Posiblemente, si eres joven, puede que estas afirmaciones, ni el hecho de saber que te vas a morir, te afecten demasiado. Pero, no importa la edad que tengas, recuerda que hay personas que salen de casa simplemente a buscar la cena y ya no regresan jamás. Nadie está libre de las situaciones adversas de la vida. No existe la seguridad ni la estabilidad. Cualquier persona puede morir en cualquier momento, y eso te incluye.

Perdón si sueno algo trágico o pesimista, pero cuando afrontas esta verdad, te das cuenta de que nadie tiene asegurado su tiempo de vida en la tierra y que, nuestra existencia puede llegar a acabarse en un abrir y cerrar de ojos.

Por esto, aquel que tiene la consciencia para vivir sus días afrontando la cruda realidad, llega a darse cuenta que lo mejor que puede hacer, es vivir intensamente. Y también que, si nos sorprende el último día de nuestra vida, lo mejor será, que este nos encuentre haciendo aquello que amamos, que nos motiva, y que nos inspira.

Así que, si te sientes estancado por culpa del miedo, recuérdale que, tu valioso tiempo se acaba y que no vas a permitirte desperdiciarlo y ser culpable de ello. Al contrario, vas a tomar acción de inmediato, aunque no sea el momento perfecto. Te lo recomiendo… ¡Sólo hazlo!

2 Visualizarte con los resultados que deseas obtener

En la actualidad existen varios experimentos realizados en diferentes países. Donde se pudo comprobar que aquellas personas que visualizaban es sus mentes, los resultados que esperaban obtener en el futuro, lograban alcanzar muy altos índices de probabilidad de éxito, a la hora de obtener sus metas. Superando ampliamente en las estadísticas, a todas las personas que no lo hacían.

Cabe destacar que, a pesar de los avances científicos, grandes enseñanzas milenarias, ya presentaban en sus escritos detalles sobre esta forma tan poderosa de atraer realidades a nuestra vida. Pero que en nuestros días aún se ignoran, a pesar de su amplia difusión en el mundo de los negocios y entre los gurús de la motivación, superación personal y hasta varios líderes espirituales.

Pero finalmente, lo que quisiera aconsejarte el día de hoy (por experiencia propia), es que no debes preocuparte por aprender ningún proceso rebuscado o preparado con antelación por alguien más para visualizar. Que no te engañen, todo lo que hace falta es ser honestos con nosotros mismos y descubrir aquello que nos genera emociones muy fuertes y positivas, de esta forma, el hecho de realizar las visualizaciones, se volverá un momento muy gratificante para ti, fácil de realizar y sobre todo con un alto poder de atracción.

Ya cuando puedas ver claramente los resultados que quieres obtener, será mucho más fácil para ti animarte a lanzarte a la aventura por aquella experiencia nueva y desafiante que quieres vivir.

3 – Encontrar y definir tu motivación 10 puntos.

El problema que. mayormente suele presentarse a la hora de animarnos a emprender o a hacer algo que nos gusta demasiado, es que llegarán inevitablemente puntos en nuestra vida donde surgirán grandes dificultades y miedos internos. Y éstos, llegan a ser tan grandes que, decidamos renunciar a nuestro atrevido acto de dirigirnos en pos de nuestros anhelos.

Para contrarrestar estas etapas de limitación, necesitamos encontrar una motivación tan alta que sea mayor que nuestros miedos.

Por ejemplo, en una escala del 1 al 10, podría ser que tengas un miedo de puntaje 8 como cambiar de trabajo o estudiar una carrera diferente. Si tu principal motivación fuera ganar más dinero (a lo que daríamos una puntuación de 7), cuando lleguen las dificultades te atormentarán y te arrepentirás de haber tomado la decisión, porque el miedo es superior a la motivación.

Pero si tienes una motivación 10, como pensar que no quieres pasar el resto de tus días haciendo algo que odias o en darle a tus hijos una educación que tú no pudiste tener. Sin duda, tu miedo se verá opacado por tu motivación!

4 – Pensar en… ¿Cómo quisieras que te recuerden?

Otra excelente manera de superarte, ante retos de toma de decisión complicada, sería preguntándote cómo quisieras que te recuerden. Cuando llegues a viejo ¿Qué quisieras contarles a tus nietos acerca de tus logros?

Sin duda, debe de ser muy triste tener hablarles acerca de todo aquello que pudiéramos haber llegado a ser, pero que no llegamos a ser por diferentes motivos o circunstancias. Y tristemente darles excusas (que serán miles), con el fin de tapar el verdadero motivo por el que nunca lo logramos… Que es, el miedo.

Pregúntate: ¿Qué quiero que escriban en mi tumba?… Y piénsalo bien, porque rara vez alguien ha sido reconocido por «aquello que podría llegar a haber hecho» o «Aquello que hubiera llegado a ser». Sino por aquello que de verdad tuvieron el valor de hacer.

5 – Enojarte lo suficiente con tu situación actual

Ok, seamos honestos, si estás leyendo este artículo, es porque algo está faltándole a tu vida y quieres atreverte a lograr cosas mejores.

Por algún motivo, te mantienes en el mismo lugar, a pesar de que sientes que quizás ya no perteneces allí. Sabes en tu interior, que tiene que haber algo más, reservado para ti en esta vida. Algo te dice que no pueden ser en vano tus deseos, sueños y anhelos. Que, si existen dentro de ti, deben tener un propósito, que no está siendo realizado, que está siendo ignorado.

Al final, por vivir en tu realidad con una supuesta seguridad y falsa estabilidad, sigues haciendo las mismas actividades que no te gustan todos los días y te rodeas de gente que no te suma, que por el contrario, le restan a tu vida y te desmotivan cuando se trata de hablar de lo que realmente te importa o te hace feliz.

Considero que debemos llegar a enojarnos tanto con nuestra situación actual, que el mismo sentimiento nos lleve a tomar acción. En lo personal, creo que es la mejor manera de combatir el miedo y reaccionar ante el estancamiento y la adversidad.

Para concluir quiero dejarte una excelente frase de Robert Kiyosaki que me ayuda a ser valiente y animarme a hacer cosas nuevas y desafiantes: “No es el más inteligente el que va adelante, sino el que se atreve”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.