10 Tips para elevar tu autoestima

Muchos se jactan de aceptarse tal cuál como son y de ser seguros. O de lo felices que se sienten consigo mismos, cuando la verdad detrás de la máscara siempre suele ser otra.

Y es que, no es fácil tener un autoestima elevada cuando nuestra mente tiende a ser nuestro peor verdugo, la que se encarga de hacernos sentir de menos por compararse con los demás. Así que hoy voy a compartirte 10 tips para elevar tu autoestima.

1 -Aléjate de las personas negativas y desconfiadas.

Eso incluye amigos, colegas, clientes, pareja y hasta familia.

No importa cuán fuerte sea el vínculo, mientras una o varias personas a tu alrededor se estén entrometiendo en tus decisiones, lo más seguro es que te hagan sentir inseguridad y poca confianza en ti mismo.

Si no puedes evitarlos o alejarte de ellos, asegúrate de no permitir que opinen sobre tus asuntos (al menos que sean expertos o que sus opiniones puedan acercarte a tus metas).

2 – Aprende lenguaje corporal

Generalmente no entendemos los verdaderos motivos por los que nuestra comunicación con otras personas resulta poco efectiva, aunque muchas veces lo que tenemos para decir, puede llegar a ser muy interesante o útil.

Esto hace que parezcamos inseguros o poco atrapantes, cuando se trata de situaciones sociales. Lo que claramente desemboca en la disminución del estima personal.

Para evitar esto te recomiendo que aprendas algo sobre lenguaje corporal u oratoria, ya que nuestra comunicación no depende sólo de las palabras que decimos, sino más bien de cómo utilizamos nuestro cuerpo. De hecho hay estudios de neurociencia que indican que la expresión corporal representa un 55% de la comunicación y la entonación un 28%. Mientras que las palabras solo abarcan un 7%.

Aprender a comunicar correctamente lo que pensamos sin duda será uno de los elementos clave para elevar tu autoestima.

3 – No te culpes por tus errores

Es importante reconocer cuando tenemos errores, simplemente por el hecho de que, al hacerlo aprendemos algo nuevo y crecemos.

Pero sin duda, el motivo que estanca a la mayoría de personas y que los lleva a pensar de forma equivocada sobre sí mismos, es culparse por los errores cometidos. Como si la culpa fuera una especie de “maestra” que nos impedirá actuar incorrectamente en el futuro y no vemos como nos castigamos nosotros mismos una y otra vez, a pesar de que fallar es lo más normal del mundo.

Lo que por consecuencia produce un efecto totalmente opuesto al esperado, ya que al cometer muchos errores, el sentimiento de culpabilidad aumenta llevándonos a sentirnos inseguros y miedosos.

Acéptate a ti mismo y sobretodo acepta que no lo sabes todo. Acepta que fallar será parte del camino y será mucho más fácil que eleves tu autoestima.

4 – Establece metas pequeñas

De ésta manera tendrás más posibilidades de tener éxito en cumplir con tus metas. Y con cada nuevo logro, comenzarás a sentirte capaz de llegar a donde te propongas.

Esto ira aumentando de a poco tu autoetima ya que vas a estar incorporando el sentimiento de “yo puedo hacerlo”, que te llevará a cumplir metas cada vez más grandes.

5 – Viaja sól@

Da igual si te vas varios meses al Tíbet a meditar con los monjes budistas en el Himalaya, o a conocer nuevas culturas a otro continente, o si simplemente te vas a cualquier zona natural fuera de tu ciudad a contemplar la puesta de sol por unos minutos.

El sólo hecho de viajar sólo te motiva a conectarte con tu verdadera esencia, a saber y entender quién eres y qué haces en éste mundo, pero sobretodo, a estar seguro de lo que te hace feliz realmente.

Llegarás a escuchar la voz de tu propia verdad, aquella que no se escucha por estar siempre rodeados de ruido y conversaciones con otras personas, que poco tienen que ver con lo que realmente nos llevará a crecer como seres humano.

La verdad más profunda es que no importa cuántos logros coseches. Tu verdadera autoestima depende más que nada de saber quién eres y sentirte feliz por ello.

6 – Haz algo totalmente diferente y nuevo

Dicho de otra manera, atrévete a cambiar tus paradigmas experimentando cualquier cosa o actividad que resulte una novedad para ti. Desde buscar un nuevo empleo hasta tomar clases de baile o hacer un deporte que nunca practicaste antes.

Cuando pruebas hacer algo que ni tu cuerpo ni tu mente conocían previamente, estarás ampliando los márgenes de tu zona de confort. Que es aquella zona donde nos sentimos seguros y bajo control, pero que no nos permite crecer.

Sin embargo, al hacer algo totalmente diferente y nuevo (aunque al principio te dé miedo e inseguridad) entrarás en una inevitable círculo de crecimiento personal que resultará en el incremento de seguridad en ti mismo.

7 – Perdona a los demás

Sólo hazlo, aún cuando seas tú quien tiene la razón o hayas salido herido.

Perdonar a otros es una de las tareas más difíciles de realizar en nuestra vida. Justamente por eso las personas capaces de hacerlo, son realmente los individuos más fuertes del mundo.

Aparte perdonar, tiene que más que ver con uno mismo que con los demás, ya que no hacerlo es como cargar con un veneno que sólo afecta a quién lo carga.

Alguien con alta autoestima siempre será capaz de poner el perdón por delante de la culpa, puesto que dicha decisión es para gente valiente y con altas dosis de consciencia. Conviértete en ese alguien!

8 – Realiza obras de caridad o altruistas

Aún cuando fueras tú quién necesita ayuda y se encuentra mal, siempre habrá alguien en peores condiciones a quien podrás apoyar.

Cuando lo haces de corazón y entregas algo de ti sin esperar nada a cambio, lo que sucede es que entras en un círculo positivo y de gratitud que te lleva a elevarte en lo espiritual y te llena de consciencia, ayudándote así a lograr una nueva perspectiva mental para resolver tus propios problemas apoyando a otros a solucionar los suyos.

No te preocupes si no tienes mucho para dar a otros, siempre que estés vivo dispondrás de tiempo, y nada jamás será más valioso que tu tiempo, ya que no se puede poner valor a algo que no se puede comprar.

9 – Recuerda de dónde vienes y revisa tu avance personal

No siempre debes enfocarte en lo que te falta o en lo que aún no tienes. Por el contrario, recuerda todo lo que has logrado durante tu vida y cómo gracias a eso, ya no eres el mismo que éras ayer.

Al reconocer que, en la vida siempre se está avanzando (aunque a veces pueda ir todo mal), nos daremos cuenta de que finalmente la situación no era tan grave como creíamos. De ésta forma, evitaremos castigarnos por no ver todavía los resultados que esperábamos obtener.

Sino que, así como hemos crecido en los últimos años o décadas de nuestra vida, así seguiremos creciendo y evolucionando, lo que por consecuencia nos volverá consciente de la verdad y elevarás tu autoestima.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.