¿Cómo enseñar clases de baile?

Si eres bastante nuevo en la enseñanza de la danza, puede parecer abrumador.  Hay mucho que recordar y la presión puede ser grande.  Para aquellos que recién están comenzando, aquí hay tres cosas a tener en cuenta que pueden ser útiles …

1 – **Aprende a medir la duración de tu clase**
Tienes que aprender a honrar los tiempos de inicio y finalización.  La gente tiene cosas que hacer y no quieres interferir con eso.  Generalmente sucede que nos compenetramos enseñando el contenido del día y así, es fácil quedar atrapados en clase y perder la noción del tiempo.  Procura mantener un ojo en el reloj.  Eventualmente aprenderás cómo controlar una clase, aunque al principio pueda parecer todo un desafío, notarás como cada vez desarrollarás más precisión a la hora de enseñar todo el contenido que planeaste para ese día, en tiempo y forma.

2 – **Tener suficiente material**
El hecho es que, cuando eres nuevo, tiendes a estar nervioso.  Por lo general, esto significa que estarás enseñando a un ritmo más rápido de lo normal, lo que significa que tendrás que asegurarte de tener suficiente material preparado.  No hay nada peor que quedarse sin cosas que hacer, cuando ya estás nervioso y tu imaginación está bloqueada. Por esto te recomiendo siempre tener un «as bajo la manga». O sea, lleva preparados pasos extra para enseñar por si se acaba tu repertorio antes de finalizar la clase.

3 – **Revisa todo antes de comenzar**.
Asegurarte de tener todas tus cosas y controlar que todo funcione bien puede ser una buena idea antes de comenzar a dar clases por primera vez.  También debes saber dónde está todo, cómo funciona el sistema estéreo del salón y con quién hablar si tiene algún problema el primer día de clase para solucionarlo rápido y no perder el valioso tiempo de tus alumnos.

4 – **Cuidado con poner música del celular**
Muchos maestros ponen la música desde su propio celular, pero te recomendamos tener otros tipos de dispositivos o soluciones por si tu telefono falla en el medio de una clase. Y ni qué decir del posible momento vergonzoso en dónde alguien te llama o te envían muchos textos en whatsapp y las notificaciones se disparan sonando más fuerte que la música del salón (recuerda silenciarlas).
Si llevas tu musica en dispositivo USB, es recomendable llevar 2 por si alguno no funciona o se rompe.
Si usas computadora, tablet, Ipad u otros, SIEMPRE asegurate de tener sus respectivos cargadores y mantenerlos conectados o totalmente cargados.

5 – **Sé paciente con tus alumnos**
Recuerda que todas las personas tienen formas y velocidades distintas de aprender un mismo material. Por lo que muchas veces tendrás alumnos más lentos que otros y eso puede ser algo frustrante al principio. Pero si estás comenzando, debes aprender a no tomarte esto de manera personal. No significa que seas mal maestro, ni que el alumno nunca vaya a aprender. Es solamente una cuestión de paciencia y certeza de que con suficiente tiempo y repetición, tus estudiantes lo van a lograr. Mantén una fe alta en ellos y dales mucha motivación. Te sorprenderás con los resultados!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.