Soy viej@…¿Y ahora qué hago?

La vida podrá ponerte arrugas… ¡Pero jamás envejecera tu espíritu!
Haz vencido a la adversidad en miles de batallas, haz esquivado la muerte innumerables veces. Millones de personas que nacieron en este mundo después de ti ya no existen. Esas personas hubieran dado hasta su alma por vivir siguiera un día más. Uno tan solo de esos días de los que tu aún puedes disfrutar.

No hay hazaña más grande para todos los seres humanos que vivir una vida completa, y tú estás logrando esa tan deseada hazaña.
Al final del camino, lo que recordarás son las cosas buenas, los retos que valientemente afrontaste, las personas que llegaste a conocer, el amor que diste y recibiste, las personas con las que compartiste tu valioso tiempo y sobre todo las experiencias que te animaste a vivir a pesar del miedo… Lo único que no te va a gustar de la vida es que va a parecerte demasiado corta.

Por eso… No te distraigas con tonterías, no le creas a tu mente que te dice «ya estás viejo, ya es muy tarde»…. ¡Vive! Sal a descubrir las habilidades escondidas que no sabías que existían en ti, o que estaban olvidadas.

Sal allá afuera y busca todos los días, eso que te llena de gozo el alma y que te hace plenamente feliz, porque el tiempo va muy de prisa.
Inviértelo sabiamente, porque el tiempo es tu fortuna más preciada.

No podemos combatir a la naturaleza humana. A veces la salud no nos acompañará como en las primeras etapas de la vida. Quizás tu cuerpo envejezca y se marchite, pero eso no debe afectar la actividad que aún puedes realizar ni el maravilloso poder creativo que habita en ti.


Gracias por existir y ser una gran fuente de perseverancia, bondad, amor y sabiduría. De verdad eres alguien mucho más especial de lo que crees.
Y Recuerda ésto: ¡Jamás podrá considerarse viejo aquel que mantiene su fe en sí mismo! Que vive sánamente, feliz y convencido de que, para cumplir sueños y alcanzar metas… ¡No hay edad!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.